Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» »Unlabelled » Resolviendo un sudoku con bacterias

El atractivo del sudoku se ha extendido al mundo procariótico. Tenemos ahora una cepa de la bacteria Escherichia coli, capaz de resolver este rompecabezas de la lógica, con la ayuda de un grupo de estudiantes de la Universidad de Tokio, Japón.

"Debido a que un sudoku tiene reglas simples, pensamos que tal vez las bacterias podrían resolverlo por nosotros, siempre y cuando se diseñara un circuito que pudieran seguir", explicaba el jefe del equipo de Ryo Taniuchi.

El equipo comenzó con 16 tipos de E. coli, a cada colonia se le asignó una identidad genética distinta en función del cuadro que ocupaba dentro del grid de cuatro por cuatro del sudoku. Las bacterias pueden expresar uno de los cuatro colores que representan el valor numérico de su cuadro. Como con cualquier sudoku, a un pequeño número de las cuadrículas tienen asignado un valor desde el principio, ya estimulado en las bacterias de esos cuadros, para diferenciarlas y que tengan uno de los cuatro colores.

Estas bacterias entonces, utilizan recombinasas de ARN, en paquetes de virus, para enviar información sobre su ubicación en la red y su valor de color, a la bacteria no diferenciada en los cuadros por "resolver" del grid. La E. coli están "programadas" para aceptar solamente el ARN de las células en la misma fila, columna o de su propio bloque. La información genética almacenada en los mensajes virales prohíbe a la bacteria receptora diferenciarse en el mismo color que la bacteria que lo transmite, de esta manera, por un proceso de eliminación de las células indiferenciadas se van estableciendo el color a adoptar para "resolver" el grid.

Con estos principios, y ampliando a 81 tipos de bacterias, se puede resolver un sudoku con un grid de nueve por nueve, señala Taniuchi.

Repartir la carga

Programar las bacterias no es nada nuevo, pero hay un límite a la cantidad de ADN que se puede insertar en su genoma. Propagar el código a través de muchas células permite programas más complejos al crear una red distribuida. "A través de este cálculo paralelo, las bacterias pueden abarcar todas las células del sudoku de forma simultánea, lo cual sería imposible para los humanos", comentaba Taniuchi.

Martyn Amos, de la Manchester Metropolitan University, Reino Unido, y miembro de Bactocom, tiene un proyecto financiado por la Unión Europea para desarrollar un dispositivo de computación bioquímica. "Si consideramos una colonia de hormigas, una sola hormiga no es muy útil," dijo; "pero si juntamos a millones de hormigas, pronto serán capaces de comportamientos de una riqueza y nivel muy complejos. Y eso es lo que estamos tratando de aprovechar."

La resolución del sudoku con bacterias del equipo de Tokio compitió en el International Genetically Engineered Machine del Instituto de Tecnología de Massachusetts, la semana pasada.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales