Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Los árboles podrían iluminar las calles de la ciudad

Imagínese dando un paseo de medianoche, y su ruta esté iluminada por filas y filas de árboles luminosos de color azul fantasmal. Si fructifica el trabajo de un equipo de estudiantes de la Universidad de Cambridge, los árboles bioluminiscentes algún día podrían estar dando a nuestras calles esa mirada de ensueño. Los estudiantes han dado el primer paso por este camino, mediante el desarrollo de herramientas genéticas que permiten que puedan ser fácilmente transferidos a un organismo los rasgos de la bioluminiscencia.

La naturaleza está llena de criaturas que brillan en la oscuridad, pero su brillo es endeble, demasiado débil para leer. Para obtener esta luz, el equipo, que participó en la International Genetically Engineered Machines competition (iGEM), modificó el material genético de las luciérnagas y la bacteria marina luminiscente Vibrio fischeri impulsando la producción y actividad de las enzimas que producen luz. Luego hicieron otras modificaciones para crear componentes genéticos o "BioBricks" que pueden ser insertados en un genoma.

El equipo logró producir una gama de colores, colocando estos genes en la bacteria Escherichia coli. Y comprobaron que con el volumen de cultivo bacteriano del tamaño de una botella de vino se emitía luz suficiente para leer.

"No terminamos haciendo árboles bioluminiscentes, que fue la inspiración del proyecto", comentaba Theo Sanderson, un miembro del equipo estudiante de genética. "Pero decidimos hacer un conjunto de partes que permitan a futuros investigadores el uso de la bioluminiscencia de manera más eficaz." El equipo presentó sus conclusiones a principios de este mes en el iGEM Jamboree, que se celebró en el Massachusetts Institute of Technology.

Un importante obstáculo para aprovechar la bioluminiscencia es que el proceso se basa en una tipo de compuestos llamados luciferinas. Éstas emiten la luz y luego se convierten en oxiluciferina, que ya no producen luz. Para contrarrestar esto, el equipo de Cambridge idearon los BioBricks de tal manera, que permitieran a los organismos producir enzimas que reciclaran la oxiluciferina.

Las plantas bioluminiscentes podrían ayudar especialmente a las personas cuyos hogares no están conectados a la red eléctrica. Estas luces vivientes no tienen piezas frágiles y se crearían nuevas luces nuevas conforme vayan creciendo. El equipo calcula que un árbol bioluminiscente puede competir con una luz de la calle, y solamente el 0,02% de la energía absorbida por la fotosíntesis sería desviada para la producción de luz.

  • - Referencia: NewScientist.com, 25 de noviembre 2010 por Frank Swain
  • - Imagen: Panellus stipticus se denomina a un hongo que tiene las características de ser luminiscente. Crédito: Wikipedia.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales