Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » » » La química de tu alimentación controla tus pensamientos y sentimientos

Según el neurocientífico Gary L. Wenk, en su libro "Your Brain on Food", la nuez moscada induce alucinaciones similar al LSD, o sea, que te comieras un contenedor entero de una sola sentada. También explica el por qué de ese anhelo de chocolate, ya que contiene grasas que provocan que nuestro cuerpo libere sustancias químicas que mejoran nuestro estado de ánimo, y por qué el café puede ser bueno para nosotros: beber cinco a seis tazas al día puede prevenir la enfermedad de Parkinson y la diabetes.

Pero no espere que el libro explique cómo toda una serie de alimentos alteran el cerebro. Wenk pasa muy poco tiempo discutiendo los alimentos más allá de estas breves menciones a las especias, el café y el chocolate. Más bien, se centra casi exclusivamente en cómo el cerebro responde a medicamentos o drogas.

Aparte de que el título del libro no corresponda realmente con el contenido, su lectura se hace interesante. Wenk describe cómo la cocaína, la marihuana y el LSD, alteran el flujo de sustancias químicas cerebrales, como la dopamina y la serotonina. Wenk explica, por ejemplo, que la respuesta del cerebro a la marihuana se altera a medida que envejecemos. En un cerebro joven, la marihuana afecta a la capacidad de retener recuerdos, debido a la química de THC. Los enlaces del THC activan unos receptores específicos neuronales que controlan la memoria y la concentración. Sin embargo, uno estudios sugieren que con la edad, esta droga puede tener el efecto contrario, ayudar a conservar la memoria. Aunque Wenk no describe la razón de por qué pasa esto, sugiere que esta droga reduce la inflamación y, posiblemente, estimule la formación de nuevas células cerebrales.

Wenk también relaciona las drogas alucinógenas con la espiritualidad. En la antigüedad, los líderes religiosos utilizaban regularmente plantas alucinógenas en su intento de comunicarse con los dioses. Estudios recientes sugieren que estas plantas causan alucinaciones, ya que reducen la sensibilidad de serotonina, causando que el cerebro se vea desbordado por la información sensorial. Esta confusión puede crear la sensación de que uno está flotando en el espacio o en comunicación con un poder superior. Para apoyar esta idea, algunos estudios han demostrado incluso, que las personas cuyos cerebros contienen una baja cantidad de receptores de serotonina tienden a ser más religiosos.

Con pequeños datos como estos, Wenk mantiene al lector en un intrigante viaje a través del cerebro, y destaca lo fácil que resulta para los productos químicos que ingerimos y los que producimos de forma natural, poder modificar nuestra forma de pensar, sentir y actuar.

  • - Referencia: ScientificAmerican.com, por Nicole Branan, 5 noviembre 2010
  • - Título: "Your Brain on Food—How Chemicals Control Your Thoughts and Feelings" | Autor: Gary L. Wenk. Editorial: Oxford University Press, 2010

,

,

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales