Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La molestia del ruido cuando se duerme

Algunas personas se despiertan con la caída de un alfiler, mientras que otros deben duplicar sus alarmas todas las mañanas. Si usted puede dormir pese al ruido ambiental, eso tiene mucho que ver con las ondas cerebrales que se produce durante el sueño, según un nuevo estudio publicado en Current Biology. Y una buena noticia para los insomnes: que algún día será posible manipular estas ondas para garantizar el descanso de una buena noche.
 
Una investigación anterior ha demostrado que cuando la gente duerme, el tálamo, una estructura cerebral que conecta las áreas de pensamiento de alto nivel con la visión y los sonidos del mundo exterior, produciendo ondas cortas cerebrales de alta frecuencia, llamadas husos del sueño. Los científicos especulan con que estos husos excluyen los sonidos del medio ambiente durante el sueño.  

Para averiguarlo, Jeffrey Ellenbogen, jefe de la división de medicina del sueño en el Hospital General de Massachusetts de la Universidad de Harvard, y sus colegas, pidieron a 12 personas sanas que pasaran tres noches en su laboratorio del sueño. La primera noche que los investigadores midieron la actividad del huso mientras que los sujetos dormían individualmente en sus habitaciones. La segunda y la tercera noche bombardearon sin tregua a cada participante durmiente con grabaciones de ruidos comunes, como inodoros, teléfonos sonando y gente hablando, se empezaba cada ruido a un volumen bajo y se repetía cada vez más fuerte hasta que el sujeto se despertaba de su sueño. Luego se repitía el proceso tan pronto como la persona se quedaba de nuevo dormida.
 
Los investigadores descubrieron que "cuanto más husos se tiene, más probabilidad tenían de permanecer dormidos frente a los sonidos", explicaba Ellenbogen. En comparación con los sujetos que producían pocos husos en la primera noche, los que habían producido muchos tuvieron que ser bombardeados con sonidos más fuertes para despertar. Dado que la producción del huso del sueño disminuye con la edad, estos hallazgos podrían explicar por qué las personas mayores se quejan con más frecuencia de la falta de sueño.

En futuras investigaciones, Ellenbogen planea explorar por qué algunas personas producen más husos que otras. Finalmente se esperan encontrar fármacos o dispositivos que aumenten la producción natural de husos e induzcan a un mejor sueño. "La capacidad de nuestro cerebro para bloquear, al menos, algunos de sonidos es realmente sorprendente, dado que nuestros oídos están abiertos toda la noche", añadió.

- Referencia: ScientificAmerican.com, 31 Octobre 2010

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales