Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Nueva propuesta para el origen de los humanos: en Asia

Se piensa principalmente que fue en África el origen de los monos, simios y humanos; sin embargo, tras el estudio de los ejemplares más antiguos de fósiles descubiertos en el continente, se sugiere que estos primates podrían haber surgido originalmente en Asia.

La datación de los fósiles recién descubiertos a dado lugar a controversias. El origen de los antropoides -simios, o "primates superiores"-, ha sido muy debatido desde hace décadas entre los científicos. A pesar de que una serie de fósiles descubiertos en Egipto, han sugerido durante mucho tiempo que África fue la cuna de los antropoides, otros huesos fósiles descubiertos en los últimos 15 años también han planteado la posibilidad de que el origen pudo ser Asia.
Los paleontólogos han revelado que los primeros antropoides africanos descubiertos hasta la fecha (los tres tipos desconocidos de primates de Dur At-Talah, en el centro de Libia) al parecer datan de hace 38 a 39 millones de años.

Estos restos eran muy pequeños, en los adultos tienen un peso de sólo 120 a 470 gramos. Los fósiles también eran muy distintos entre sí, mostrando que los antropoides africanos, en esa época temprana, eran mucho más diversos de lo que se había pensado. Esta diversidad es lo que sugiere unos orígenes anteriores en Asia.

"Este extraordinario nuevo sitio fósil de Libia, nos muestra que a mediados del Eoceno, hace unos 39 millones de años, hubo una sorprendente diversidad de los antropoides que vivieron en África, mientras que pocos o ninguno de ellos eran de África antes de ese tiempo", dijo el investigador Christopher Beard, cuidador de paleontología de vertebrados en el Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh.

Los resultados sugieren que su tiempo de evolución y diversificación fue mayor de lo considerado, pero los investigadores debatían que los antropoides parecieran ausentes en los primeros sitios de África. Por lo tanto, "esta repentina aparición de esa diversidad sugiere que, estos antropoides probablemente colonizaron África por algún otro lugar", señaló Beard. "Al no tener evidencias de fósiles anteriores en Africa, estamos mirando en Asia como el lugar donde estos animales evolucionaron por primera vez."

"Si esta inmigración de estos primeros antropoides de Asia a África no se produjo, no estaríamos aquí ahora mismo para hablar de ellos", dijo el investigador Jean-Jacques Jaeger, paleontólogo de la Universidad de Poitiers en Francia. "Los antropoides, al parecer, dejaron Asia, y encontraron excelentes condiciones para desarrollarse y evolucionar en África. Si eso no hubiese ocurrido, no habría humanidad."

El paleontólogo de vertebrados Erik Seiffert, en Stony Brook University de Nueva York, que no participó en este estudio, sostiene que estos nuevos fósiles no son tan antiguos como es exigible, datándolos en 35 millones de años. Jaeger defendió las edades, teniendo en cuenta otros fósiles que descubrieron en el sitio y en los detalles magnéticos de las rocas que apoyan su interpretación. El paleontólogo Richard Kay, de Duke University en Durham, Carolina del Norte, que tampoco participó en esta investigación, dijo que "la visión de Seiffert y las de los autores de este estudio, son ambas bastante plausibles."

Kay apuntó que había un problema al comparar la falta de pruebas de estos antropoides de África con la misma ausencia de evidencias físicas durante ese tiempo. "No me parece tan improbable; el registro de fósiles africanos en ese momento es terrible, haría falta más trabajo en el norte de África, así como en el sur de China y la India, que pudieran establecer más claramente de dónde vienen los antropoides."

Sin embargo, Seiffert piensa que las evidencias hasta la fecha sugieren que la mayoría de los antropoides emigraron de Asia, y Kay agregó que uno de los antropoides de Libia parece que también se descubrió en Asia, "reforzando las similitudes entre los grupos africanos y los asiáticos." Estos hallazgos están detallados en la edición de 27 de octubre en la revista Nature.


,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales