Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La medusa peine, un depredador invisible

A pesar de su estructura primitiva, la medusa peine norteamericana puede acercarse sigilosamente a su presa como un sigiloso submarino de alta tecnología, lo que la convierte en un depredador de gran éxito. Los investigadores, entre ellos uno de la Universidad de Gotemburgo, ha podido mostrar cómo las medusas se hacen hidrodinámicamente "invisibles".

Desde hace tiempo se sabe que la medusa peine de América del Norte, la Mnemiopsis leidyi, consume grandes cantidades de zooplancton. Hace unos años, esta especie se estableció en el norte de Europa.

Igual que muchas otras medusas, la Mnemiopsis leidyi tiene un cuerpo gelatinoso grande. Su gran tamaño aumenta sus posibilidades de encontrar presas, pero también puede ser una desventaja ya que sus presas suelen ser muy sensibles a los movimientos en el agua. Sin embargo, la medusa peine se las arregla para capturar grandes cantidades de plancton copépodos, que son conocidos por su  rápida respuesta de escape.

Capaz de atrapar el plancton más atento del mundo

"Los copépodos tienen una capacidad muy bien desarrollada para detectar la más mínima perturbación del agua", señala Lars Johan Hansson, investigador del Departamento de Ecología Marina de la Universidad de Gotemburgo. "Ellos pueden detectar claramente cualquier origen de una deformación del agua en tan sólo una fracción de segundo. ¿Cómo se las arregla la medusa peine para abordar a este  plancton, el más atento del mundo animal, hasta ahora desconocido?"

Los investigadores usaron una avanzada tecnología de vídeo para estudiar los flujos de agua alrededor y dentro de la medusa peine. Estas mediciones se utilizaron para calcular la deformación del agua generada por las medusas y compararlo con los niveles que provocan la respuesta de escape de los copépodos.

"El resultado fue que la medusa peine utiliza unos cilios microscópicos, como una especie de pelos, dentro de sus lóbulos orales que generan una toma de corriente que transporta el agua con sumo cuidado entre los lóbulos. De esta manera, el agua va acelerando lentamente y transportando sin turbación a las medusas junto a la presa, no existe turbación alguna que alarme a su presa hasta que está prácticamente al lado de ellas, donde las captura dentro de los lóbulos, y para entonces, ya es demasiado tarde para escapar. Esto hace a estas medusas unos depredadores hidrodinámicamente silenciosos".

La investigación sobre la capacidad de la medusa peine para capturar su presa se llevó a cabo conjuntamente por investigadores de EE.UU., Noruega y el Departamento de Ecología Marina de la Universidad de Gotemburgo, y ha sido publicado en la revista científica PNAS y mencionado esta semana de la revista científica Nature.

  • - Referencia: AlphaGalileo.org, 10 de octubre de 2010
  • - Fuente: PNAS . - Nature . - Universidad de Gotemburgo
  • - Imagen: Medusa peine norteamericana, Mnemiopsis leidyi, tiene una estructura simple, con dos grandes lóbulos orales para la captura de presas. Foto de Lars Johan Hansson.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales