Psicología


More

El microscopio para telemedicina más pequeño y ligero del mundo

Publicado por: Pedro Donaire on : martes, 27 de abril de 2010 0 comments
Pedro Donaire
Categorías: ,
Referencia: ScienceDaily.com, 23/04/2010
Fuente: University of California - Los Angeles, por Jennifer Marcus y Mike Rodewald.

Aydogan Ozcan, que inventó la novedosa tecnología de imágenes lensless para su uso en telemedicina que podría transformar radicalmente la atención de la salud mundial, ahora ha dado a su obra un paso más allá, o más pequeño: El ingeniero de la UCLA ha creado un microscopio en miniatura, el más pequeño y ligero del mundo para aplicaciones en telemedicina.

El microscopio, dio a conocer en un artículo publicado en línea en la revista Lab on a Chip, se basa en una tecnología de imágenes conocida como LUCAS (Lensless Ultra-wide-field Cell Monitoring Array platform based on Shadow imaging), que fue desarrollado por Ozcan, por Henry Samueli, profesor asistente de la Escuela Henry Samueli de Ingeniería Eléctrica e investigador del Instituto NanoSystems, ambos de la UCLA en California.

En lugar de utilizar una lente para ampliar los objetos, LUCAS genera imágenes holográficas de micropartículas o células, mediante el empleo de un diodo emisor de luz para iluminar los objetos y una variedad de sensores digitales para capturar sus imágenes. La tecnología puede utilizarse para muestras de sangre u otros fluidos, incluso en países del Tercer Mundo.

"Este es un microscopio muy capaz y rentable, encajado en un pequeño paquete", señaló Ozcan. "Nuestro objetivo con este proyecto fue desarrollar un dispositivo que puede ser utilizado para mejorar los resultados sanitarios en los entornos con recursos limitados."

El microscopio lensless, además de ser mucho más compacto y ligero que los microscopios convencionales, también evita la necesidad de capacitación técnica para analizar las imágenes producidas, las imágenes son analizadas por ordenador para que los resultados están disponibles instantáneamente.

Con sus 46 gramos de peso, más o menos como un huevo grande, el microscopio es un dispositivo de imágenes independiente. Los accesorios externos necesarios son una conexión USB a un móvil, PDA u ordenador, el cual suministra al microscopio la energía y permite que las imágenes se carguen y luego sean enviadas a un hospital.

Las muestras se cargan mediante un pequeño chip que puede ser llenado con saliva o un frotis de sangre para vigilar la salud. Con muestras de sangre, el microscopio lensless es capaz de identificar con precisión las células y partículas, incluyendo glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. La tecnología tiene el potencial para ayudar a controlar enfermedades como la malaria, el VIH y la tuberculosis en zonas donde hay grandes distancias entre las personas que necesitan atención sanitaria y las instalaciones que puedan ofrecerla, explicó Ozcan. Puede incluso ser utilizado para probar la calidad del agua en el campo después de un desastre como un huracán o un terremoto.

Usando un par añadidos de muy bajo costo, el microscopio lensless puede convertirse en un microscopio de contraste de interferencia diferencial (DIC), también conocido como microscopio Nomarski. Los microscopios DIC se utilizan para obtener información sobre la densidad de una muestra, dando la apariencia de una imagen 3-D, al poner líneas y bordes de contraste. Estos añadidos para convertirlo en un microscopio DIC cuestan aproximadamente de 1 a 2 dólares.

En Ozcan creen que será una herramienta médica útil en entornos con recursos limitados, como algunos países de África. Destacan dos claves principales en su funcionamiento que son la facilidad de uso y durabilidad. El microscopio requiere una formación mínima, debido a su gran campo de visión, la muestra no nocesita ser escaneada o perfectamente alineada en el microscopio. El funcionamiento del microscopio es tan simple como llenar el chip con la muestra y deslizarlo por la ranura lateral del microscopio. Debido a su gran apertura, el microscopio lensless es también resistente a los problemas causados por la basura que obstruye la fuente de luz. Además, hay pocas partes móviles, haciendo de él un microscopio bastante robusto.

Se configura a su vez como ejemplo de la llamada telemedicina. En entornos con recursos limitados, son vitales las herramientas que son suficientemente portables para hacer las pruebas médicas. Herramientas como el microscopio lensless podría estar digitalmente integrado como parte de una red de telemedicina, conectando varios proveedores de servicios portables desde la atención sanitaria al laboratorio central u hospital, llenando así las lagunas existente en la infraestructura física con herramientas móviles. Ya existen redes móviles para conexiones de transmisión, que han penetrado hasta los rincones más remotos del globo.

"Como ingeniero es una satisfacción crear cosas de uso amigable", dijo Ozcan. "Es muy gratificante crear algo que para el usuario final es muy simple, cuando en realidad son años de trabajos de investigación tecnológica y de desarrollo del producto".
.27/04/2010.
- Imagen: Crédito: Grupo de Investigación Ozcan@UCLA



No hay comentarios:

Deja tu comentario