NEUROLOGIA

MATERIALES

SALUD

En Google+

» » Los volcanes más destructivos de la historia

Referencia: LiveScience.com, por Andrea Thompson

La erupción de un volcán en Islandia el pasado sábado, es el resultado de unos procesos tectónicos que continuamente forman y reforman la superficie de la Tierra desde hace miles de millones de años. Estos procesos son los responsables de algunas de las más grandes y mortíferas erupciones de la historia.

El volcán Eyjafjallajökull forma parte del complejo volcánico que formó originalmente Islandia, estalló el 20 de marzo, después de casi 200 años. Mientras que la erupción no ha sido una de las principales hasta la fecha, ha hecho que los residentes evacuen las áreas circundantes, antes de que se produzcan males mayores.

Otros residentes de las zonas de actividad volcánica, ya sean criaturas prehistóricas o seres humanos modernos, no siempre han tenido el tiempo necesario para escapar antes de que un volcán reventara su parte superior, a veces casi destruyendo todo a muchas millas alrededor.

Estas son algunas de los más grandes y destructivas erupciones volcánicas de la Tierra:

Decán Traps, en la Meseta del Decán, India, hace alrededor de 60 millones de años.

El Decán es un conjunto de capas de lava en la región de la Meseta del Decán en lo que ahora es la India, que abarca una superficie de aproximada de 1,5 millones km2, o más de dos veces el área de Texas. Los lechos de lava se asentaron tras una serie de colosales erupciones volcánicas que se produjeron entre 63 millones y 67 millones de años atrás.

El época de esas erupciones coincide aproximadamente con la desaparición de los dinosaurios, la llamada extinción en masa del Cretácico-Terciario. La causa de la extinción de los dinosaurios aún sigue discutiéndose si fue por esta razón volcánica o por la del impacto de un asteroide.

El Supervolcán de Yellowstone, al noroeste de Wyoming, USA, alrededor de hace 640.000 años

La historia de lo que es hoy el Parque Nacional Yellowstone, está marcada por muchas enormes erupciones, la última de las cuales ocurrió hace unos 640.000 años, según United States Geological Survey. Cuando estalló este gigantesco supervolcán, envió a unos 1.000 km3 de material al aire. Las erupciones han dejado tras sí unos campos de lava endurecida, calderas y depresiones que se forman en el suelo cuando el material que bulle debajo de ellas es expulsado a la superficie.

Las cámaras de magma, que son el factor subyacente bajo los puntos calientes de Yellowstone, también proporcionan al parque con uno de sus símbolos característicos, sus géiseres, ya que el magma calienta el agua que fluye debajo de la tierra.

Algunos investigadores han pronosticado que el supervolcán reventará una vez más su parte superior, algo que puede cubrir la mitad del país con cenizas de hasta 1 metro de altura. El volcán parece que sólo dice "aquí estoy" una vez cada 600.000 años, aunque tampoco se sabe con certeza. No obstante, hace poco se han registrado temblores en el área de Yellowstone.

Thera, en la isla de Santorini del Mar Egeo, en algún momento entre -1645 y -1500.

Si bien no se sabe con precisión la fecha de la erupción, los geólogos creen que Thera explotó con la energía de varios cientos de bombas atómicas en una fracción de segundo. Aunque no existen registros escritos de la erupción, los geólogos creen que pudo ser la explosión más fuerte jamás vista.

La isla de Santorini que albergó el volcán (parte de un archipiélago de islas volcánicas), fue hogar de la civilización minoica, aunque hay algunos indicios de que los habitantes de la isla sospecharon que el volcán iba a explotar y evacuaron la isla. Sin embargo, aunque los residentes pudieron escapar, hay razones para especular que el volcán perturbó gravemente esa cultura, debido a los tsunamis y los descensos de temperatura, originados por las cantidades masivas de dióxido de azufre lanzados a la atmósfera que alteraron el clima.

Monte Vesubio, en Pompeya, durante el Imperio Romano (Italia), año 79

El Monte Vesubio es un estratovolcán, que se extiende por el este de lo que hoy es Nápoles, Italia. Los estratovolcanes son altos y escarpados, de estructura cónica, que periódicamente erupcionan de forma explosiva y se encuentran comúnmente en una de las placas de la Tierra subducida debajo de otra, produciendo magma a lo largo de una zona determinada.

La erupción más famosa del Vesubio fue la que enterró con rocas y polvo las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, en el año 79, matando a miles de personas. La ceniza preservó algunas estructuras de la ciudad, así como esqueletos y artefactos que, han ayudado a los arqueólogos a entender mejor la cultura romana.

También se considera por algunos que el Vesubio es actualmente el volcán más peligroso del mundo, dado que una erupción masiva pondría en peligro a más de 3 millones de personas que viven en la zona. La última erupción volcánica fue en 1944.

Laki, en Islandia, año 1783

Islandia tiene muchos volcanes que han estallado en el curso de la historia. Una explosión notable fue la erupción del volcán Laki, en 1783.

La erupción volcánica liberó gases atrapados que la Corriente del Golfo arrastró hacia Europa. En las islas británicas, muchos murieron de intoxicación del gas. El material volcánico lanzado al aire también recreó pintorescas puestas de sol de fuego, registradas por los pintores del siglo XVIII. En Islandia, los daños en las cosechas y las pérdidas de ganado crearon una hambruna que mató a la quinta parte de la población, según el Smithsonian Institution's Global Volcanism Program.

Esta erupción, como muchos otras, también influyó en el clima del mundo, ya que las partículas enviadas a la atmósfera bloquearon la incidencia de los rayos del sol.

Tambora, en Indonesia, año 1815

La explosión del Monte Tambora es la más grande registrada por la humanidad, su rango en el Índice de Explosividad Volcánica es de 7 (o "super-colosal"), la segunda más alta calificación en este índice. El volcán, que aún está activo, se encuentra en la isla de Sumbawa, uno de los picos más altos en el archipiélago indonesio.

La erupción alcanzó su punto álgido en abril de 1815, y explotó con tanta fuerza que se escuchó en la isla de Sumatra, a más de 1.930 km. de distancia. El número de muertos por la erupción se estimó en 71.000 personas, y las nubes de densa ceniza fue descendiendo en islas lejanas.

Krakatoa, Estrecho de la Sonda, en Indonesia, año 1883

El retumbar que precedió a la erupción del Krakatoa, en las semanas y los meses del verano de 1883, finalmente llegó a su clímax en una gigantesca explosión del 26 al 27 de abril. La erupción explosiva de este estratovolcán, situado a lo largo de un arco de islas volcánicas, en la zona de subducción de la placa Indo-australiana, expulsó enormes cantidades de rocas, cenizas y piedras que se escuchó a miles de kilómetros de distancia.

La explosión creó un tsunami cuya olas llegaron a alcanzar 40 m. de altura y mató a unas 34.000 personas. El aumento de la altura de las olas fue registrado incluso, por los medidores de mareas de la Península Arábiga, a más de 11.000 km. de distancia.

Mientras que la isla que, una vez alojó el Krakatoa, fue totalmente destruida durante la erupción, nuevas erupciones dieron comienzo en diciembre de 1927 que levantaron el Anak Krakatau ("Hijo de Krakatoa"), un cono en el centro de la caldera producida por la erupción de 1883.

Novarupta, en la Península de Alaska, junio de 1912

La erupción del Novarupta, uno de los volcanes de la cadena existente en la península de Alaska, parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, ha sido la explosión volcánica más grande del siglo XX. La poderosa erupción inyectó 12,5 km3 de magma y cenizas al aire, que pasó a cubriendo un área de 7.800 km2, con más de un metro de altura.

La explosión fue tan poderosa que se tragó el magma de otro volcán, el Monte Katmai, a unos 10 km. al este, haciendo que la cumbre de Katmai colapsara para formar una caldera de un km. y medio de profundidad.

Monte St. Helens, en el estado de Washington, Estados Unidos, año 1980

El Monte St. Helens, ubicado a unas 154 km. de Seattle, es uno de los volcanes más activos de los Estados Unidos. La erupción más conocida fue del 18 de mayo 1980, una explosión que mató a 57 personas y causó daños a decenas de kilómetros a la redonda. En el transcurso del día, los vientos predominantes llevaron 520 millones de toneladas de cenizas hacia el este de los Estados Unidos, esto produjo la más completa oscuridad en Spokane, Washington, a 250 kilómetros del volcán.

Este estratovolcán levantó en el aire una columna de ceniza y polvo de 24 km., en tan sólo 15 minutos, algunas de estas cenizas se depositaron más tarde en el suelo en 11 estados. La erupción fue precedida por un bulto de magma en la cara norte del volcán, y provocó que toda la cara se desprendiera, el mayor deslizamiento de tierra conocido en la historia.

En 2004, su pico volvió a la vida y vomitó más de 100 millones de metros cúbicos de lava, junto con toneladas de rocas y cenizas.

Monte Pinatubo, en Luzón, Filipinas, año 1991

Otro volcán, ubicado en una cadena de volcanes originado por una zona de subducción, protagonizó la catastrófica erupción, lo del Pinatubo fue la clásica erupción explosiva.

La erupción expulsó más de 5 km3 de material en el aire y creó una columna de ceniza que se levantó a 35 km. La ceniza cayó sobre los campos, llegó a acumularse tanta que algunos techos se derrumbaron bajo el peso.

La explosión también generó millones de toneladas de dióxido de azufre y otras partículas en el aire, esto se extendió por todo el mundo, debido a las corrientes de aire, y provocó la caída de la temperatura global en 0,5 ºC en el transcurso del año siguiente.
.27/03/2010.
Todas las imágenes son de Wikipedia

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply