Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » The Light Will Stay On, de The Walkabouts

Esta banda de 'indie rock', como podría denominarse, tiene composiciones realmente buenas. The Walkabouts se formó en Seattle en 1984.

El tema que escojo para mi sección de canciones "The Light Will Stay On", de 1996, dibuja un paisaje onírico de continuas referencias a ese fuego que nunca se consumirá, y que parece representar un estado especial de libre autoconciencia. Su ambigüedad deja la puerta abierta a interpretaciones.


Como siempre, espero no haber metido demasiado la pata en la traducción, ya que en la poesía, más que en otra cosa, uno se ve atrapado entre los significados y el ritmo.

- The Walkabouts -
The Light Will Stay On

I go to sleep, before
the devil wakes
and I wake up, before
the angels take
all my worldly desires
all my yardsticks of fear
all my secrets untold
all my motives unclear
hangin' down in the fire
burnin' them higher
won't take them away from here

and long after we're gone
the light will stay on (bis)

watched the city ... city of crows
watched them fly, watched
'em all flyin' low
out above the flood plain
just above the dirt road
they were hungry as winter,
hungry as us
not afraid to be flyin', not
afraid to be lost

and long after we're gone
the light will stay on (bis)

and if you bury me, add
three feet to it
one for your sorrow, two
for your sweat
three for the strange
things we never forget

and long after we're gone
the light will stay on (bis)

and long after we're safe
the lights will not fade (bis)
- The Walkabouts -
La llama seguirá encendida

Me voy a dormir,
antes de que el diablo se dé cuenta
y me despierte,
Antes de que los ángeles se lleven
todos mis deseos mundanos,
todas mis formas de miedo,
todos mis ocultos secretos
y todos mis oscuros motivos.
Tirándolos al fuego
quemándolos todos
y llevándoselos lejos de aquí

Y mucho después de que nos vayamos
esa llama no se consumirá (bis)

Miraba la ciudad ... ciudad de cuervos,
viéndolos volar,
sobrevolando encima
de la embarrada llanura,
justo por arriba de la sucia carretera.
Tenían hambre como en invierno,
hambre como nosotros,
sin miedo a volar,
sin miedo a perder.

Y mucho después de que nos vayamos
esa llama seguirá encendida (bis)

Y cuando me entierres,
le echas más tierra a la fosa,
una por su dolor,
la segunda por su labor
y la tercera por esas extrañas cosas
que nunca olvidaremos

Y mucho después de que nos vayamos
esa llama no se consumirá (bis)

Y mucho después de ponernos a salvo
esa luz no se perderá (bis)

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales