NEUROLOGIA

MATERIALES

SALUD

En Google+

» » » Mapa global 3D de Conductividad Eléctrica del Manto terrestre

02/09/09
Como advierten las etiquetas de los electrodomésticos, el agua conduce muy bien la electricidad. Ahora, los científicos han encontrado que la conductividad eléctrica es mayor en algunas partes del manto de la Tierra, lo que puede significar que hay mucha agua por debajo de la superficie de nuestro planeta.

Los investigadores crearon el primer mapa tridimensional mundial de la conductividad eléctrica del manto. Los resultados de su estudio están publicados en la revista Nature.

Las áreas de alta conductividad coinciden con las zonas de subducción, (lugares donde las placas tectónicas están en corrimiento por debajo de la corteza de la Tierra), según los científicos que realizaron la investigación, de la Universidad Estatal de Oregón (OSU). En el estudio del manto terrestre, sondearon la inducción electromagnética. El método es muy sensible a la interconexión de las bolsas de líquido en rocas y los minerales.

"Este trabajo es importante, porque complementa la imagen sísmica global en 3D del interior de la Tierra, utilizando las ondas sonoras generadas por los terremotos", explicaba Robin Reichlin, director del programa en la División de Ciencias de la Tierra, de la National Science Foundation (NSF), que financió la investigación. "Los científicos pueden combinar estos dos métodos para dilucidar una comprensión más detallada de las variaciones en la composición interna de la Tierra, del contenido de agua y de la temperatura".

Los geólogos creían que las placas de subducción, comparativamente más frías, que rodean el manto de materiales deberían tener menos conductividad. Sin embargo, los científicos de OSU sugieren, que la conductividad en estas áreas puede haberse potenciado por las aguas y el soterramiento durante el proceso de subducción.

"Muchos pensaron que no era probable que las placas tectónicas llevaran muchas aguas profundas dento del manto de la Tierra", dijo Adam Schultz, geólogo de la OSU y co-autor del artículo en Nature. "Nuestro modelo, sin embargo, muestra claramente una estrecha relación entre las zonas de subducción y las de alta conductividad. La explicación más simple es el agua".

El estudio proporciona nuevos conocimientos sobre los aspectos fundamentales de cómo funciona nuestro planeta, dice Schultz. Pese a los avances de la tecnología, los científicos aún no están seguros de cuánta agua hay bajo el suelo marino y cuánta se abre paso dentro del manto.

Las consecuencias son innumerables. El agua interactúa de forma distinta con los minerales a diferentes profundidades, y pequeñas cantidades de agua pueden cambiar las propiedades físicas de las rocas, alterar la viscosidad de los materiales del manto, contribuir a la formación de columnas en ascenso de roca fundida y, en última instancia, afectar a todo lo que sale a la superficie.

"De hecho, realmente no sabemos cuanta agua hay en la Tierra", señaló Gary Egbert, un oceanógrafo de OSU y co-autor del documento, "tenemos algunas evidencias de que puede haber más agua por debajo del suelo marino de la que hay en todos los océanos del mundo combinados. Nuestros resultados podrán arrojar alguna luz sobre esta cuestión".

Hay diferentes explicaciones de cómo llega el agua, si es que la conductividad es un reflejo del agua existente.

"Si el agua no fue subducida bajo las placas", inquiere Schultz, "¿ha estado ahí durante cuatro mil millones de años? ¿O está deslizándose lentamente bajo las placas? Lo que sugiere que el planeta podría haber sido, hace mucho tiempo, mucho más húmedo. Estas son preguntas apasionantes para las que aún no tenemos respuestas".

Anna Kelbert, investigadora de OSU y autora principal del artículo, dice que el siguiente paso es repetir el experimento con nuevos datos desde los observatorios terrestres y satélites; después, realizar nuevas investigaciones para comprender mejor el ciclo del agua y cuál es su interacción con los minerales de las profundidades de la Tierra.

En última instancia, los científicos esperan producir un modelo de cuantificación de la cantidad de agua que puede haber en el manto, encerrada en sus rocas.

- Adaptado de Selected Science News, de 01/09/09
- imagen de Anna Kelbert.

.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply